viernes, 13 de diciembre de 2019

127-QUÉ HACER CON LA CIZAÑA

¿Acaso te dijo JC que te encargaras de la cizaña, que la convirtieras en trigo o que la eliminaras?, NO; déjala, porque terminarás lastimado o hasta “arrancado”; peor si ostenta privilegios o poder.
Al estar a tu lado podría lastimarte cuando sopla el viento, por eso la única salida es: crecer.
1) Desenfócalo. La cizaña crece mientras tú te amargas observándola. Deja de pensar en su maldad y ocúpate de lo tuyo.
2) Crece. Tu fortaleza es tu espacio. Tus armas son tus frutos. Solo siendo grande y fuerte con tu trabajo puedes crecer y demostrar que eres mejor que la cizaña.

DERECHOS RESERVADOS © 2017-2019 Reflexioteca | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com