sábado, 27 de julio de 2019

113-MUSIKK

Hoy en día se escuchan cosas que escapan al concepto de música. He aquí tres rasgos:
-VOZ: si apagamos el canal de los instrumentos y dejamos solo el vocal, sonarán como sapos o grillos en la noche. Un timbre tosco.
-MELODÍA: al tararear esa supuesta canción comprobamos que no hay nada de cadencia ni forma; es un simple platicado continuo.
-LETRA: es lo peor de todo. Exaltan la vulgaridad, con frases rústicas, chocantes, de mal gusto, y eso, atrae a las masas incultas.
En general, la “moda musical” representa el deterioro de la calidad vocal, melódica y estética del arte.

sábado, 20 de julio de 2019

112-LOS "CAE MAL"

Hay dos tipos de esas personas que solemos etiquetar como “cae mal”:
EL SUBJETIVO: solemos decir que fulano nos cae mal por tal y tal razón, pero en realidad esas razones son nuestras: envidia, egoísmo, intolerancia y hasta odio. Solo porque no es como nosotros quisiéramos que fuera o porque nosotros no somos como él. Necesitamos reconocer y corregir ese defecto.
EL OBJETIVO: ciertamente hay personas tóxicas y van por la vida repartiendo golpes a cuantos se les ponen enfrente. Son engreídos, narcisistas, fanfarrones y sabelotodo. Cristianamente, a estos hay que comprenderlos y perdonarlos; pero por amor propio, debemos evitarlos.

sábado, 13 de julio de 2019

111-SITUACIONES FUERA DE CONTROL

La tragedia del ciudadano que fue arrastrado por una correntada, en realidad se trató de una situación que se le salió de control, y por una causa que probablemente a cualquiera nos hubiera ocurrido: tratar de salvar su capital de trabajo.
En la vida muchas situaciones se nos pueden salir de control, ocasionándonos pérdidas de diversa índole, desde anímicas, financieras, laborales, familiares y hasta la misma vida.
Por eso, debemos medir las consecuencias de nuestros actos; y si no estamos seguros de lograrlo mejor no lo intentemos.
Haciendo de esto una práctica, nos convertiremos en diestros tomadores de decisiones certeras.

sábado, 6 de julio de 2019

110-MÚSICA POR LEY

La polémica sobre la iniciativa para exigir por ley la radiodifusión de un porcentaje de música nacional es ilógica.
Significa obligar a que la gente escuche lo que no prefiere; sabiendo que las preferencias están predeterminadas por el mismo negocio musical.
La industria musical mundial controla de facto las programaciones y por ende el gusto de las masas, así que cualquier iniciativa local no alineada al poder factico no tiene probabilidades de éxito, independientemente de su posible calidad.
Aunque mucha música local pueda ser malísima; también existen virtuosas excepciones que tampoco tienen eco mediático.
El resultado será: apagar la radio.

DERECHOS RESERVADOS © 2017-2019 Reflexioteca | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com