domingo, 29 de octubre de 2017

021-UNA VIDA FÁCIL Y DIFÍCIL

El camino de los hijos de Dios sobre la tierra es fácil y difícil a la vez.
Fácil porque inspirados por el bien disfrutan las cosas bellas de la vida y avanzan victoriosos sobre las pasiones mundanas. Tienen esperanza y propósitos para una vida sana y feliz.
Difícil porque el mundo es malo por lo que sobrevivir y tener éxito en él requiere de mucho esfuerzo y valentía. El mal acecha y muchos buenos son arrastrados.
Por eso, cuando estés en la primavera, avanza, prospera y deléitate en Dios.
Y cuando venga el invierno, refúgiate, clama y fortalécete en Dios.

viernes, 27 de octubre de 2017

020-VOLVER A CREER

Los avances del mundo en tecnología, comunicaciones y productividad van apagando el humanismo y la espiritualidad.
La maldad se vuelve más común por lo que la desconfianza y el temor provocan insensibilidad y escepticismo.
Pero aún con todas estas dificultades mucha gente encuentra un oasis de esperanza en el mensaje de Dios para sus vidas.
El evangelio es una puerta hacia la paz espiritual y una dimensión de amor al prójimo.
Dios es el camino para volver a creer que podemos ser buenos.
En Él encontramos la esencia humana que nos une como seres.
Solamente creyendo nuestras vidas pueden cambiar.

domingo, 22 de octubre de 2017

019-SER HIJO DE DIOS SIGNIFICA

Los hijos de Dios deben tener claras las implicaciones de su vida como tales en este mundo:
1) Son triunfadores tanto terrenal como espiritualmente. La fe en Dios les da fortaleza para emprender todo lo que se proponen.
2) Van por el camino angosto en el sentido que en un mundo malo es más fácil ser malo; y ser bueno es ir contracorriente. Así que el diablo vivirá tratando de hacerlos caer y emproblemarlos.
3) La fe se fortalece con vivencias; los problemas y las situaciones difíciles deben servir para cimentar el carácter cristiano e inspirar la confianza en Dios para salir adelante.

viernes, 20 de octubre de 2017

018-EL MAL DEL BUENO Y EL BIEN DEL MALO

Siempre ha sido intrigante como muchas personas relativamente buenas pasan por situaciones peculiarmente difíciles en la vida; y la respuesta está en la contraparte: mientras tanto muchas personas relativamente malas viven plácidamente.
Este mundo le pertenece al diablo (Mt.4:8) por eso las riquezas y el poder es apropiado por los malos.
El camino del bien es angosto y difícil; el camino del mal es ancho y fácil.
Ser bueno es nadar contracorriente.
Por eso los buenos suelen morir en precariedad material pero con gloria y victoria espiritual; mientras los malos suelen morir en opulencia pero en desgracia y derrota espiritual.

viernes, 13 de octubre de 2017

017-LA SIMA ENTRE CREER Y VIVIR

Por lo menos ocho de cada diez personas en este país profesan alguna religión.
Sin embargo, fuera de las iglesias, los grupos sociales hablan sobre cualquier cosa más nunca sobre experiencias espirituales, sobre vida cristiana; sobre fe o convicciones; y la respuesta es simple: no hay, ¿Cómo se va hablar de algo que no se tiene y no se vive?
Pero lo que sí se ve y escucha por doquier son groserías, leperadas, burlas y odio; caras amargadas, explosiones de intolerancia y gente abusiva que quiere pasar primero.
Hay una sima entre lo que decimos creer y lo que vivimos.

viernes, 6 de octubre de 2017

016-TOMA TU CRUZ

Las reiteradas palabras de Jesucristo: “si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame”, no se refieren a una vida cómoda complacida en los placeres mundanos y haciéndose llamar “cristianos” solo por asistir los domingos a la iglesia.
El verdadero evangelio y los verdaderos hijos de Dios viven una vida de restricciones voluntarias y conscientes hacia todas las cosas mundanas que están contra el espíritu simplemente porque chocan.
Tomar la cruz significa vivir esforzadamente rechazando los placeres, los vicios, los excesos y todas las influencias negativas a las que invita la mundanalidad.

domingo, 1 de octubre de 2017

015-CÓMO SABER SI SOY SANTO

¿Cómo sabré si soy santo; si todos los humanos somos pecadores?
Por cuanto todos pecamos, estamos destituidos de la gloria de Dios; por eso necesitamos aceptar el sacrificio del Cordero sin mancha para poder acceder nuevamente a su gloria.
Sin embargo, desde antes de nacer ya había un propósito para nuestras vidas; desafortunadamente no todos logran encontrarse consigo mismo, con su propósito, y por eso se pierden en la mundanalidad.
Los que afinan su oído como Samuel logran escuchar la voz que los invita al camino de santidad, iluminado con la luz de la verdad y pleno de felicidad espiritual.

DERECHOS RESERVADOS © 2017-2019 Reflexioteca | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com