viernes, 27 de diciembre de 2019

133-EL PREDICADOR

En plena época de guerra de pandillas, cuando el vecindario se encerraba temprano en sus casas y nadie extraño circulaba por la zona; un sencillo pero valiente predicador ambulante instaló sus bocinas y junto a un pequeño grupo de acompañantes, comenzó a predicar:
Exhortando a los jóvenes a dejar los malos caminos y buscar a Dios; y liberando la zona de las fuerzas negativas y espíritu de violencia.
Los aristo-religiosos podrán decir cualquier cosa; pero ahora, en aquella comunidad se respira un aire de tranquilidad, los niños juegan en la calle, llegan vendedores y la noche ya no da pavor.

DERECHOS RESERVADOS © 2017-2019 Reflexioteca | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com