sábado, 28 de julio de 2018

071-LENGUAJE INCLUSIVO

Como si la inclusión estuviera determinada por palabras, se está degenerando el grandilocuente idioma español a adefesios que suenan a “chambonada”.
Es una hipocresía querer cambiar el idioma por “los” y “las” mientras se siguen negando a ellas las curules, las jefaturas, las candidaturas; y siguen elevándose alarmantemente las cifras de maltrato femenino en los hogares.
La misma RAE ha explicado hartamente que el idioma es genérico y no sexual; por lo tanto es inclusivo. Disgregarlo lo vuelve exclusivo, disonante, ineficiente y por lo tanto erróneo.
La inclusión no es una burda atrofia de palabras; son hechos con resultados medibles.

DERECHOS RESERVADOS © 2017-2018 Reflexioteca | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com