martes, 10 de septiembre de 2019

116-MISERABLES DE HUMANIDAD

Acaban de sepultar a un anciano que murió a causa de una fuerte golpiza que le propinó un “matón” por haberse detenido a vender sus artículos de plástico en la acera de su casa.
Tenía años de vivir de su humilde venta cargada en hombros caminando muchos kilómetros bajo el sol y la lluvia; y nunca pensó que un prepotente matón intolerante acabaría con su vida.
Asimismo, todos los días vemos en las calles actos de gente prepotente e intolerante agrediendo a otros como fieras salvajes; vacías de todo sentido de respeto y cortesía.
Así de miserables de humanidad estamos.

DERECHOS RESERVADOS © 2017-2019 Reflexioteca | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com