sábado, 9 de junio de 2018

060-NO MATES A TUS HIJOS

Una joven veinteañera inmigrante ilegal en EUA había logrado llevarse a su hija de cuatro años.
En un ataque de rabia por una renuencia propia de niños a cepillarse los dientes, le propinó un severo puntapié haciendo que su cabecita rebotara contra un muro; desconcertada logró levantarse y dirigirse al baño donde fue encontrada inconsciente falleciendo unos días después.
Es obvio que no quiso matarla, pero lo hizo.
Que tus amarguras, tus problemas, tus fracasos y tu maldad no terminen matando angelitos indefensos y sin culpa.
Mejor amárrate una piedra al cuello y lánzate al mar.
Maltratar niños es imperdonable.

DERECHOS RESERVADOS © 2017-2018 Reflexioteca | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com