viernes, 6 de octubre de 2017

016-TOMA TU CRUZ

Las reiteradas palabras de Jesucristo: “si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame”, no se refieren a una vida cómoda complacida en los placeres mundanos y haciéndose llamar “cristianos” solo por asistir los domingos a la iglesia.
El verdadero evangelio y los verdaderos hijos de Dios viven una vida de restricciones voluntarias y conscientes hacia todas las cosas mundanas que están contra el espíritu simplemente porque chocan.
Tomar la cruz significa vivir esforzadamente rechazando los placeres, los vicios, los excesos y todas las influencias negativas a las que invita la mundanalidad.

DERECHOS RESERVADOS © 2017-2018 Reflexioteca | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com