octubre 30, 2016

LA SOCIEDAD DEL DIABLO

Si decimos cualquier cosa en contra de las conductas aberrantes, sodomitas, pervertidas, nudistas, libertinas y degeneradas; nos condenarán de religiosos, fanáticos, intolerantes, homofóbicos y hasta podríamos perder el empleo y ser quemados en la hoguera.
Pero si el lobby de la perversión exhibe desnudos o conductas pornográficas públicamente, hace marchas exhibicionistas, se burlan de la Biblia, de símbolos sagrados, satirizan la fe, atacan la familia y la vida prenatal, entonces es “libertad de expresión”.
Si nos quejamos de sus abusos, nuevamente nos condenarán.
No en vano le dijo el diablo a Jesús en el desierto, parafraseado: “Este mundo es mío”.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com