agosto 21, 2016

SER AGRADECIDO

La mayoría de gente no es consciente de lo que tiene hasta que lo pierde; mejor ejemplo: la salud.
Casi nunca valoramos lo que tenemos; y es hasta cuando ya no lo tenemos que nos damos cuenta de la gran bendición que teníamos.
Por eso, pareciera que la gente con problemas de salud o precariedad económica es la más agradecida y tal vez hasta más religiosa.
Las personas agradecidas responden ante la adversidad con una férrea confianza en que las cosas mejorarán.
El esfuerzo hace valorar lo alcanzado.
Todo lo alcanzado tiene su valor.
Todo lo que vale debe agradecerse.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com