febrero 14, 2014

185- SAN VALENTIN 2014

Como un vino añejo es tu amor, el tiempo lo vuelve más exquisito y más valioso.
Haberte conocido es lo mejor que ha ocurrido en mi vida; pero vivir contigo ha sido el secreto de mi felicidad.
Cuando no estoy contigo me siento incompleto; pero me reconforta la esperanza de que al final de cada día te veré.
Y si acaso no te tengo físicamente la fuerza de tu amor me alcanza y me estremece.
Cómo es posible que nos entendamos tanto; no me cabe duda que en el plan de Dios me permitió encontrar justamente a mi verdadera costilla.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com