octubre 26, 2013

175- GUERRAS NUNCA MAS

Es desafortunado que la máxima autoridad defensora de la soberanía nacional admita públicamente que estamos en desventaja ante una eventual guerra con la vecina y hermana república, por tres razones:
Primero, porque las debilidades nunca se confiesan y menos militarmente.
Segundo, porque la guerra de las cien horas se combatió con aviones adaptados y sin recursos.
Tercero, por considerar en pleno siglo 21 la posibilidad de una guerra.
En la cabeza de la gente ya no cabe la resolución de los conflictos por medio de la violencia. La civilización ha hecho entendernos y usar las instituciones para resolver los problemas.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com