junio 06, 2013

159- SI A LA VIDA II

Una semana después, el tan sonado caso de la joven icono de la batalla entre los que defienden y los que menosprecian la vida desde la concepción, se ha resuelto con la misma lógica de la naturaleza y respetando la vida de ambas personas.
Se le practicó un parto inducido vía cesárea en vista de que había tenido contracciones uterinas, y porque su primer parto había sido de esta misma manera.
El procedimiento se realizó sin ninguna complicación y la bebé nació respirando por su propia cuenta. Este es el milagro de la vida. Este es el respeto a la naturaleza y a las leyes morales y divinas que han establecido la forma en que las cosas deben suceder. Sin manipulaciones, sin violencia y sin culpabilidad para nadie.
Pero aunque las ORGANIZACIONES HERODIANAS recibieron un trancazo no fueron capaces de aprender la lección; y el velo de luto y muerte que les nubla el pensamiento les impulsa a proferir declaraciones que para una persona normal, hasta pueden carecer de sentido.
Reproducimos solo algunas declaraciones aparecidas en los medios:
«Ya es hora de reconsiderar las graves consecuencias sobre los derechos de las mujeres de la legislación sobre el aborto y su aplicación en El Salvador y de dar la protección legal que todas las mujeres merecen»
«Una absoluta prohibición del aborto, cuando el resultado es un grave riesgo a la vida y a la salud de las mujeres, constituye una violación de las obligaciones estatales de prevenir la tortura, y el trato inhumano, degradante o cruel».
Y uno se pregunta, ¿Qué, qué, qué, qué?; ¿De qué están hablando estos?; ¿Qué no ven que todo ha salido bien y sin asesinatos?.
Los médicos han estudiado para eso; y por lo mismo se supone que siempre sabrán lo mejor que se puede hacer en la lógica de su misma profesión: SALVAR VIDAS.
Así que desde este tan atípico caso debe quedar claro que no se necesitan leyes manipuladas y orientadas a fines necróticos ya que la misma naturaleza establece lo que se debe hacer en cada caso particular y tomando en cuenta sus propias características.
Cada caso es diferente y debe tratarse como tal bajo la tutela de la ciencia médica.
No se pueden generalizar y legislar soluciones, y menos cuando el fin de estas va en detrimento de alguien. En este caso, la vida en el vientre materno.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com