mayo 09, 2013

155- REPUDIABLE TELEVISION

Solo encender el televisor ya es un atentado contra nuestra sensibilidad y moralidad; ya que esa puerta al infierno comienza a escupir toda clase de improperios subliminales que degradan la naturaleza humana.
Nos intriga el oscuro propósito que podría tener, por ejemplo un programa que bajo la bandera de impartir justicia sobre delicados casos de violencia intrafamiliar propaga, difunde y detalla historias repudiables que en su vida jamás se le podrían ocurrir a una persona normal, pero que son presentadas a la población con naturalidad en pleno horario familiar.
Son innumerables los casos de aberraciones que al llegar a la susceptibilidad de menores o personas incautas, o peor aún de personas ociosas y propensas a la maldad, les sirven de verdaderas enciclopedias ilustrativas sobre lo peor a que puede llegar el ser humano.
El caso que nos ha causado por el momento la mayor indignación es sobre un inhumano con desviaciones zoofílicas que solo es posible concebirlo pensando que se puede tratar de un montaje televisivo, porque se burla de la inteligencia humana. El caso bordea lo más putrefacto de las aberraciones humanas.
Pícaramente se aborda el problema familiar y subliminalmente se deslizan en el detalle del estiércol llegando al punto de hacerlo gracioso y hasta peligrosamente darle el beneficio de la duda. ¿Qué necesidad tiene la gente de conocer los lacerantes detalles más allá de la verdadera injusticia?.


Alertas. A todos los que aún nos queda un poco de dignidad humana y criterio propio. A todos los que aún nos sentimos ofendidos con toda la basura que nos lanzan por las pantallas y las bocinas. Protejamos nuestros sentidos y los de nuestras familias.
Las armas con que se destruirá a la raza humana no son atómicas ni nucleares, son subliminales; y los cañones son las pantallas y las bocinas. Fortalezcamos nuestro escudo mental con todo lo más que podamos de bueno y venceremos el mal.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com