mayo 01, 2013

152- DIA DEL TRABAJO O DEL TRABAJADOR

¿Es posible hablar del trabajador sin tener que llegar a la subjetividad y a la maldición de la lucha de clases?.
Tal es la pasión que se enciende en la fecha, que un líder popular llegaba al punto de condenar la practica de las empresas que instalan clinicas empresariales, interpretando que lo hacen con fines exploradores de control; cuando en realidad muchos empleados agradecemos y disfrutamos tal prestación ya que se evitan las aglomeraciones y fatigas en las instituciones públicas o el seguro social.
La fecha debería aprovecharse para reflexionar sobre el vital papel de los trabajadores en la sociedad; reconociendo su importancia en la generación de la riqueza nacional, como también la necesaria dignificación y humanización de sus condiciones laborales.
Pero de la misma manera, debería llegar aún más allá al enfocarse en esa función humana que se llama trabajo, y que consiste en toda actividad física o mental que va orientada a producir bienes o servicios para satisfacer necesidades.
El trabajo cumple dos funciones en las personas; por un lado, lo dignifica como un ser humano productivo; y por el otro, constituye el recurso para satisfacer sus necesidades.
En este sentido el trabajo se puede considerar la mayor dignidad de todo ser humano porque representa su capacidad de productividad.
El trabajo es la actividad y su resultado es la productividad o producción.
Así, todo ser humano y todo trabajador podemos preguntarnos, ¿Cuál es mi productividad como persona?.
Muchos podemos ocupar alguna plaza o puesto laboral pero no ser productivos, y aun así llamarnos trabajadores.
Otros tantos podrían considerarse trabajadores por las ocho horas remuneradas que se desempeñan en alguna organización.
Pero el verdadero trabajador es el que transforma toda su energía mental y física en una permanente generación de actividades que benefician su entorno; y esto se percibe en sus horas laborales y fuera de sus horas laborales; en su casa, en su iglesia y en su sociedad.
En general es una persona de bien; y de la cual todas sus acciones, simplemente suman.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com