febrero 05, 2013

144- PROLIFERACION DEL CANCER

El 4 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial contra el Cáncer y se han conocido en este contexto estadísticas alarmantes, como el hecho de que solo en nuestro país cada día se conocen 40 nuevos casos de esta enfermedad; que en el 2011 fallecieron casi 800 personas, siendo esta la segunda causa de muerte; pero en algunos años según la tendencia pasaría a ser la primera causa de muerte encima aún de las muertes por violencia social.
No obstante, el Instituto del Cáncer atiende diariamente a 100 pacientes en consulta externa y se aplica cobaltoterapia a 120 pacientes con distintos tipos de cáncer.
El hecho de que tantos políticos latinoamericanos hayan aparecido con esta enfermedad solo es un indicador de la proliferación de esta terrible enfermedad.

En una publicación de la Sociedad Americana del Cáncer de 2009, se manifiesta que uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres serán diagnosticados con cáncer en algún momento de su vida.
Los factores de riesgo conocidos son los que generalmente se tipifican para la mayoría de enfermedades modernas, como el consumo del tabaco, alcohol, obesidad, promiscuidad (papiloma), estrés, hábitos alimenticios y la baja ingesta de agua.
Está claro que todo esto representa el estilo de vida volátil y poco sustancioso que vive la sociedad actualmente en donde todo radica en lo superficial y lo pasajero; y por consiguiente en todo lo que lleva a una degradación de la naturaleza humana.
Interesante resulta como un apartado de prevención de la misma publicación menciona: “En un estudio financiado por la Sociedad, se está evaluando la factibilidad de desarrollar una intervención de crianza de los hijos que se concentre en las tradiciones y valores culturales para prevenir el uso del tabaco y de sustancias por parte de los adolescentes latinos”.

Necesitamos cambiar nuestro estilo de vida y retornar a nuestro estado natural. Esta vida convulsionada de tecnología, radiación, música y cine putrefacto; sin principios y sin valores, nos conduce al suicidio mental y por ende físico.
 

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com