noviembre 19, 2012

132- ¿NIÑAS SENSUALES? IV

Sería posible tener un periódico cundido de historias sobre malacrianza de hijos (Aclárase que decimos posible por el material y no por los recursos, ya que estos son destinados a lo que venda aunque esto sea malcriar a los hijos), y una y otra vez caeríamos a la cuenta sobre la necesidad de forjar a las futuras generaciones.
Pero debe estar claro que si nuestra sociedad se encuentra necrótica de moralidad, entonces, ¿Quién va a formar a nuestros hijos?.
 
Hace un par de días apareció en un periódico la deprimente noticia en Estados Unidos sobre la captura de la madre y abuela de unos niños de 1 y 3 años respectivamente por inducirlos a consumir marihuana. Además, se les encontraron en la casa plantas y droga procesada.
¿Puede caber duda de que los hijos son fiel reflejo de los padres?.
En sus declaraciones la misma abuela mencionó que se trataba de una broma para que los niños recordaran por medio de fotografías “que tan loca era su abuela”.
De eso no cabe ninguna duda.
 
Pero nótese que en las mismas declaraciones es evidente un estado de reconocimiento sobre una conducta contraproducente o inadecuada; simplemente que estaban haciendo algo “malo”.
Eso es lo peor que está pasando en nuestra sociedad; estamos teniendo un estado de aceptación natural hacia los malos comportamientos.
Una especie de condena a nuestros hijos a reproducir lo malas personas que somos; y a enseñarles que en la vida la mejor forma de sobrevivir es por medio de los atajos y los hechos ilícitos.
Parece que se terminaron aquellos padres que procuraban mantenernos lo más alejado posible de los riesgos a cometer ilícitos.
Se ha perdido hasta la buena intención que nuestros padres tanto nos repetían en que debemos ser personas de bien.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com