noviembre 13, 2012

130- ¿NIÑAS SENSUALES? II

Claro, que en primera instancia tal apreciación puede parecer extremista. Pero esto no se trata de un hecho aislado, sino de toda una cultura de bajeza extrema que se inculca a los niños.
Si los padres no perciben el perjuicio es por el mismo hecho de que tienen sus mentes ya cegadas por el veneno de la perfidia de las olas del mundo moderno.
No nos cansaremos de insistir en que las influencias del mundo son negativas para la salud mental del ser humano. Y que el medio está cundido por medio de un sofisticado aparataje montado por el poder económico y mundanal de toda clase de influencias que solo pretenden degradar lo más posible toda concepción del bien.
 
Conversábamos con una niña que hace unos días cumplió apenas los cuatro años:
- ¿Y porqué andás tan sudada la cabeza?
- No, es que es mi peinado
- ¿Y porqué andás tan maliciosa?
- Es que allá viene un “marido” mío –Nos remató con su natural ingenuidad y total desconocimiento de lo que implicaba su influenciada respuesta.
Sorprende sobremanera el alcance y la agudeza de percepción que tienen los niños de aquello a lo cual son expuestos. Seguramente los emisarios del mal que invierten en tales producciones sonríen complacidos ante sus logros degradantes.
 
Es obvio que la inocente criatura ha sido expuesta a uno de los programas que se destacan por mostrar explícitamente la podredumbre de nuestra subcultura.
Pero eso es lo más destacado y a lo que se dedican los principales recursos de influencia masiva.
Nada de invertir en producciones que fomenten valores, que instruyan a los niños hacia el respeto y a la preparación para ser personas productivas; nada de producciones que destaquen los máximos principios que fortalecen el carácter humano como son la familia, el trabajo, la sociedad y por supremacía la devoción.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com