octubre 26, 2012

126- LA TEORIA DE LOS GRUPOS

Como estudiantes generalmente todos buscamos siempre trabajar en grupo y de igual manera siempre terminamos quejándonos de nuestros compañeros.
Esto se debe a que normalmente cuando hablamos de grupos nos llega una señal subliminal de que la tarea será más fácil; pero al pensar todos lo mismo provoca que en la práctica su desarrollo en realidad se vuelva lento y hasta dificultoso.
A la hora de presentar los documentos finales es normal la frase: “Fulano de tal no hizo nada”.
El funcionamiento malogrado de los grupos de trabajo se explica por medio de la siguiente alegoría.
 
En un grupo de trabajo se definen e identifican espontáneamente los siguientes roles:
El primero, es el líder innato, el creativo, el que lleva la iniciativa y empuja para que las cosas tomen forma y se ejecuten;
El segundo, es la ayuda idónea, el respaldo, el apoyo y hasta el complemento de las iniciativas del primero por lo que les resulta fácil trabajar coordinadamente;
El tercero, es el que hace los mandados, el que básicamente desempata las confrontaciones de los primeros, el que espera recibir indicaciones sobre lo que hay que hacer, pero al final de cuentas algún aporte hace;
El cuarto, es donde se dan los problemas a partir del significado de la misma palabra.
Cuarto según el diccionario de la RAE en una de sus acepciones equivale a dormitorio; por lo que se deduce que “el cuarto es para dormir”; es decir, el cuarto es casi nulo lo que aportaría y hasta podría hacer entrar en letargo a todo el equipo de trabajo.
Es un hecho bastamente comprobado principalmente en la conformación de los grupos de tesis, cuya composición al inicio se hace más emotivamente y otras veces pensando en la amortiguación de los costos por la proporcionalidad de su distribución; pero pasados unos cuantos meses los problemas de coordinación se hacen evidentes llegando con frecuencia hasta en el fraccionamiento de los equipos originales.
 
Esto nos lleva a dos grandes conclusiones:
a) Hay que tener sumo cuidado en la elección de nuestros compañeros de grupos de trabajo; no siempre el mejor amigo será el mejor equipo; principalmente en trabajos de mayor envergadura como es una tesis.
b) Los equipos de trabajo a lo mucho deben conformarse por tres personas, más elementos vuelven disfuncionales los grupos. No en vano, el Gran Maestro envió a sus discípulos a cumplir la gran comisión en parejas. Es evidente que se logra mayor efectividad y aprovechamiento del recurso individual.
 
Aclárese que esta teoría es aplicable para tareas específicas, normalmente de tipo académica.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com