diciembre 30, 2011

93- PROPOSITOS DE AÑO NUEVO

En la reflexión número 41 del miércoles 2 de enero del presente año, dijimos que el miércoles 28 de diciembre revisaríamos el cumplimiento de nuestro gran propósito de año nuevo.
Nótese que nuestro esquema de publicaciones se hizo más flexible; pero lo más importante es que aquí estamos para revisar cual es el resultado del balance de logros de este 2011.
En primer lugar es importante reconocer que la vida agitada de tecnología, comercio, ideas y violencia nos obliga a cuidar el propósito más vital que es la misma SUPERVIVENCIA, y solo eso ya es bastante.
Gracias a Dios aquí estamos en línea, y junto a los que esto leen, respiramos; y asimismo, primero Dios, nos volveremos a encontrar por aquí al final del próximo año.
Ahora revisemos los cuatro escenarios donde deben encontrarse nuestros logros:
PERSONALES: cuales han sido nuestras mejoras: valores, preparación, desempeño y materiales.
FAMILIARES: cómo hemos beneficiado a nuestras familias.
SOCIALES: cómo hemos beneficiado a la sociedad: amigos, compañeros de trabajo, vecinos y al prójimo en general.
ESPIRITUALES: cómo hemos cultivado y crecido en la fe.
Son estas cuatro áreas las que conforman la integridad del ser humano, y donde debemos trabajar cada día con esmero para lograr el avance, aunque tal vez lento, pero seguro, paso a pasito, poco a poquito acercándonos hacia la meta divina de hacernos cada vez un poco más buenos, y alejándonos de la naturaleza pecaminosa para ser cada vez un poco menos malos.
Pues ahora que hemos delimitado nuestras cuatro áreas de acción, fijémonos para cada una, por lo menos un propósito para el nuevo año. Escribámoslo en nuestro correo electrónico y guardémoslo como borrador para que no se nos olvide. Serán entonces cuatro propósitos específicos los que estaremos revisando el próximo final de año.
Que el bien nos inspire.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com