abril 03, 2011

54- NO MAS MENSAJES DE TEXTO SPAM

Se reciben por lo menos tres mensajes basura, spam o publicitarios al día en cada teléfono celular por parte de las mismas compañías telefónicas; lo cual es un claro abuso e irrespeto al derecho a la privacidad y de elección de todos los usuarios.
El colmo es tal, que a veces hasta llamadas pregrabadas importunan en cualquier momento.
El clamor por el respeto a la privacidad es mundial y muchos gobiernos han realizado valiosos esfuerzos por combatir tan pernicioso flagelo; entre ellos España y Estados Unidos.
Pero específicamente llama la atención el loable esfuerzo del gobierno colombiano que en el año 2008 hizo una verdadera acción específicamente en contra de estos molestos mensajes de texto.
A través de la CRT (Comisión de Regulación de Telecomunicaciones) emitió una ley que regula el envío de mensajes de texto comerciales y publicitarios en teléfonos móviles.
Entre las disposiciones más importantes se encuentra la posibilidad de solicitar la exclusión de las bases de envíos de mensajes de texto a voluntad sin mayores repercusiones en el servicio. También la creación de un sitio web oficial para registrar el número a fin de no recibir más mensajes.

Viendo estos hechos y comparándolos con nuestra situación, lo que realmente sorprende es el siguiente silogismo:
a) Si es de plena conciencia que a todos nos molestan los mensajes spam, incluso a los mismos ejecutivos de las compañías.
b) Si se trata de las mismas compañías internacionales, que en otros países son sujetas de reglas para respetar la privacidad de los usuarios.
c) Entonces porqué a nosotros, un país con institucionalidad tal vez débil se nos pisotea estrepitosamente la privacidad acosándonos hasta con decenas de mensajes semanales.
¿Acaso, necesitan una ley para hacer lo que moralmente deberían hacer?.

Este es uno de los grandes pecados capitales de los seres humanos; que para no hacer lo malo necesitan leyes e instituciones que se las apliquen.
Una vez más, el supremo principio del RESPETO sustentado en la Regla de Oro (Mt.7:12) “No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan” sería suficiente para no causar tanta molestia a toda la población usuaria del servicio.

DERECHOS RESERVADOS © 2009-2018 REFLEXIOTECA | EL SALVADOR | comentarios@reflexioteca.com